Campaña de prevención del glaucoma 2021

En Théa, como líderes en tratamientos sin conservantes para el glaucoma, estamos comprometidos con el glaucoma y con la calidad de vida de las personas. Por esto, en 2021 iniciamos una campaña de concienciación a la población general para visibilizar y dar a conocer la patología del glaucoma.

El objetivo principal de la campaña consiste en comunicar la importancia de realizar una revisión oftalmológica anual para prevenir el glaucoma.  Para llegar con este mensaje a la población general española lo hemos hecho a través de anuncios online que aparecen en distintas páginas webs de interés general. Estos anuncios incluyen una de las 4 frases de la campaña, y van apareciendo aleatoriamente. Cada una de estas frases está acompañada de un mensaje contundente “Si tienes más de 50 años pide cita al oftalmólogo para evitar la pérdida de visión ¡Visita a tu oftalmólogo!”.

Una de las acciones que hemos emprendido es la de abrir un concurso de microrrelatos con estas frases para hacer una donación a la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares AGAF. Por cada microrrelato que recibamos, donaremos 2€ a AGAF. ¿Quieres participar? Sólo tienes que:

Nosotros iremos publicando los mejores microrrelatos en nuestras redes sociales Twitter y Linkedin y la donación al final de la campaña. Y recuerda, ¡puedes enviar tantos micorrelatos como quieras!

Además, hemos creado este apartado de glaucoma en la página www.salud-ocular.com donde periódicamente iremos publicando y actualizando información de interés para las personas que sufren glaucoma o que quieren leer sobre esta enfermedad.

Estamos convencidos que esta campaña ayudará a que la patología del glaucoma se pueda diagnosticar precozmente, antes de que esté demasiado avanzada, preservando así la visión de las personas.

 

Folleto y recursos campaña glaucoma 2021 

Descarga aquí el el folleto informativo de la Campaña de prevención del glaucoma 2021.

Descarga aquí las frases de la campaña en formato jpg

Descarga aquí los vídeos de las frases de la campaña en formato horizontal y aquí en formato vertical

Prevención
Revisiones periódicas al oftalmólogo

Recuerda, el oftalmólogo es el único que puede diagnosticar si se sufre de hipertensión intraocular o glaucoma, por lo que es recomendable una revisión anual al oftalmólogo a partir de los 50 años, o antes.

¿Qué es el glaucoma?
Anatomía del ojo

Para poder definir el glaucoma, primero tenemos que entender cómo son nuestros ojos y sus estructuras. El ojo humano es uno de los órgano más complejos e importantes de nuestro cuerpo. Gracias a él podemos ver el mundo que nos rodea. Tiene forma esférica y cuenta con varias estructuras que, en conjunto, acaban definiendo las imágenes que percibimos del exterior. Para poder entender mejor la anatomía del ojo, podemos compararlo con una cámara fotográfica:

La córnea, que es la primera lente que encontramos, externa, por donde pasa la imagen en primer lugar.

La cámara anterior, es un espacio entre la córnea y el iris, que contiene el humor acuoso, una sustancia líquida que proviene de la sangre y aporta nutrientes y oxígeno a las células de la córnea. El humor acuoso es el principal responsable del incremento de la presión intraocular (PIO), el principal factor de riesgo que juega un papel importante en el glaucoma.

Cuando el humor acuoso no se elimina con la velocidad correcta, traslada el incremento de la presión intraocular (PIO) a zonas posteriores como la retina, afectando a la cabeza del nervio óptico con la consiguiente pérdida de la visión periférica.

Puedes encontrar más información sobre el ojo y sus estructuras en el apartado Salud Ocular.

Definición Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad degenerativa, crónica y asintomática que afecta al nervio óptico, pudiendo provocar pérdida de visión en las personas que la sufren.
Con frecuencia es hereditaria y suele afectar a mayores de 50 años. El glaucoma suele ir acompañado de un incremento de la presión intraocular (PIO) causado por una mala eliminación del humor acuoso en la cámara anterior, que traslada la presión a la parte posterior del ojo, hasta afectar al nervio óptico. Normalmente cursa sin dolor.

Aumenta el humor acuoso en la parte inferior del ojo por una falta de drenaje o por una falta de eliminación del mismo

Este incremento presiona el humor vítreo de la cámara posterior del ojo y aumenta la presión intraocular (PIO)

El aumento del a PIO presiona el nervio óptico, y daña sus fibras. Conlleva a una pérdida progresiva de visión y una posible ceguera irreversible

Si el glaucoma no se diagnostica precozmente por un oftalmólogo y no se sigue debidamente el tratamiento prescrito, puede haber una pérdida del campo visual periférico inicialmente, haciendo que elementos del campo visual puedan pasar desapercibidos, como se observa en la imagen inferior. Cuando el glaucoma se encuentra avanzado puede llevar a una pérdida de la visión central, pudiendo provocar a la larga, ceguera.

El glaucoma es la primera causa de ceguera irreversible en el mundo, y el 50% de las personas que lo padecen no lo saben, ya que no presentan síntomas.

Paciente Sano

Paciente con Glaucoma

Diferencias entre glaucoma e hipertensión ocular
  • La hipertensión ocular es cuando la presión intraocular (PIO) se encuentra elevada pero no ha afectado aún al nervio óptico.
  • El glaucoma se produce cuando hay una afectación al nervio óptico, que es el encargado de que es el encargado de transmitir las imágenes que llegan del exterior al cerebro , y por lo tanto, se compromete la visión. Este daño en el nervio óptico puede deberse a un incremento de la presión intraocular (PIO) en la mayoría de los glaucomas, aunque hay casos en que la presión del ojo es normal (glaucoma normotensivo).
Tipos de glaucoma

El glaucoma se puede clasificar de acuerdo con los siguientes criterios:

Según la duración, el glaucoma puede ser:

  • Glaucoma crónico: es el más común. Dura toda la vida desde que se diagnostica. Normalmente es indoloro y sin síntomas perceptibles.
  • Glaucoma agudo: es el menos común y es muy doloroso. Se produce de forma repentina y requiere tratamiento de urgencia cuando aparecen los síntomas..

Según el origen del glaucoma, podemos diferenciar entre:

  • Glaucoma primario: el glaucoma se produce por la propia anatomía y funcionamiento del ojo.
  • Glaucoma secundario: en este caso, la enfermedad está ligada a otro factor, como por ejemplo el uso de un medicamento, como los corticoides, o bien posterior a un daño físico.

Según el ángulo iridocorneal, que es el ángulo que encontramos entre la córnea y el iris, existen dos tipos de glaucoma:

  • Glaucoma de ángulo abierto: Es el tipo más común de glaucoma.En este tipo de glaucoma, la PIO se eleva porque hay poco drenaje del humor acuoso. Es un glaucoma indoloro y sin síntomas, que se desarrolla lentamente.
  • Glaucoma de ángulo cerrado: la eliminación del humor acuoso Se puede dar de forma repentina y con dolor, por lo que debe ser tratado de inmediato porel oftalmólogo para evitar la pérdida de visión, que en este tipo de glaucoma es rápida.

Glaucoma de ángulo abierto

Glaucoma de ángulo cerrado

Factores de riesgo

Existen varios factores de riesgo para desarrollar el glaucoma, la mayoría de ellos inevitables:

  • Tener más de 50 años: a mayor edad, mayor riesgo de desarrollar glaucoma
  • Tener antecedentes familiares de glaucoma, ya que en la mayoría de casos es
  • Ser de origen africano o asiático son más propensas a desarrollar glaucoma que la raza caucásica
  • Tener elevada la presión intraocular (PIO) y no monitorizarla ni tratarla puede provocar a la larga glaucoma
  • Tener altas miopías
  • Usar de manera crónica medicamentos esteroideos
  • Padecer enfermedades como diabetes, migrañas, hipertensión arterial…

De estos factores de riesgo, el control de la PIO es el único factor fácilmente modificable, siendo esta la estrategia terapéutica que usan los oftalmólogos para controlar la hipertensión intraocular y el glaucoma.

 

Síntomas y diagnóstico
El glaucoma es asintomático

Como se ha mencionado anteriormente, el glaucoma, en su mayoría de casos y tipos es asintomático por lo que la persona no es consciente de que sufre esta enfermedad. El glaucoma empieza con una pérdida del campo visual periférico hasta afectar a la visión central y progresando hacia una ceguera total si no se trata con tiempo.

Es por eso por lo que el paciente no es consciente de estos pequeños cambios, constantes, de pérdida de la visión. El diagnóstico precoz por parte del oftalmólogo es clave para evitar el glaucoma avanzado.

El objetivo del tratamiento es ralentizar o frenar la progresión de la enfermedad, aunque la visión que se ha perdido ya no se recuperará. Al no notar cambios en la visión ni tener síntomas, las personas que padecen glaucoma pueden pensar que el tratamiento no está funcionando. Aún así, se debe respetar el tratamiento mandado por el oftalmólogo, ya que será lo único que pueda evitar que el glaucoma progrese y haya pérdida de visión a largo plazo.

Consejos para pacientes con glaucoma

Puedes descargar aquí el folleto con información del glaucoma y aquí el folleto con consejos saludables para personas con glaucoma, ambos avalados por la Sociedad Española de Glaucoma (SEG: www.sociedadglaucoma.com) y por la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF: www.asociaciondeglaucoma.es).

¿Tienes preguntas sobre glaucoma? Descarga aquí este folleto con 10 preguntas y respuestas sobre glaucoma elaborado por la Dra. Maria Isabel Canut y la Dra. Marta Mármol.