La sequedad ocular es una enfermedad en la que hay una insuficiente producción de lágrima o una mala calidad de la misma, que causa una lubricación deficiente o una evaporación excesiva de la misma. Puede tener diferentes causas, como el uso de lentes de contacto, medicamentos orales o administrados directamente en los ojos, cambios propios de la edad o inflamaciones del párpado, que va acompañada de síntomas oculares, y puede ocasionar daño de la superficie ocular. (The definition and classification of dry eye disease: report of the Definition and Classification Subcommittee of the international Dry Eye WorkShop II (2017); 278).

El ojo seco es una de las causas más comunes de irritación y síntomas oculares, y provoca una importante afectación de la calidad de vida de los pacientes que lo sufren.

La sequedad ocular es muy frecuente y afecta a alrededor de 60 millones de personas en el mundo; entre un 10-20% de la población, y tiene un alto impacto en muchas actividades de la vida cotidiana de la persona que la sufre.  

Causas del ojo seco
Las causas de la sequedad ocular pueden ser diversas, derivadas tanto de circunstancias internas como externas:
  • Uso de lentes de contacto y de los líquidos que se utilizan para su conservación e higiene.
  • Uso de pantallas de visualización (TV, ordenadores, tabletas, etc.).
  • Uso de colirios con conservantes.
  • Uso de fármacos sistémicos: descongestionantes, antihistamínicos, tranquilizantes, antidepresivos, diuréticos, píldoras anticonceptivas, anestésicos, antihipertensivos, anticolinérgicos, etc.
  • Infecciones oculares: blefaritis, conjuntivitis, úlceras corneales, etc.
  • Lagoftalmos: incapacidad de cerrar el ojo completamente.
  • Diabetes
  • Infección por herpes.
  • Estrés y factores ambientales: clima seco, ventoso, soleado, contaminación ambiental, baja iluminación, baja humedad del recinto, calefacción, viajes en avión, humo, aire acondicionado, lugares cerrados…
  • Envejecimiento: a mayor edad, menor secreción de lágrimas.
  • Tabaquismo o ser fumador pasivo.
  • Cambios hormonales (menopausia, embarazo, etc.).
  • Deficiencia de vitaminas o mala alimentación.
  • Cirugía oftalmológica: refractiva, LASIK, cataratas…
  • Enfermedades autoinmunes y sistémicas: artritis, lupus, sarcoidosis, síndrome de Sjögren, alergias, enfermedades de la piel…
¿A quién afecta?

La sequedad ocular afecta especialmente a:

  • Personas que usan pantallas de ordenador durante tiempos largos y en  ambientes secospor aires acondicionados y calefacciones o en ambientes contaminados.
  • Personas con problemas oculares asociados como la blefaritis.
  • Mujeres posmenopáusicas.
  • Personas de edad avanzada.
  • Personas que padecen enfermedades autoinmunes (artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico…). Una forma grave de la enfermedad de ojo seco es el síndrome de Sjögren.
  • Personas sometidas a cirugía ocular (LASIK, refractiva, cataratas, etc.).
  • Personas tratadas con medicación sistémica (antihipertensivos, descongestionantes, antidepresivos, ansiolíticos o antihistamínicos).
  • Personas conalergias.
  • Niños con resfriados, gripes o conjuntivitis, sobretodo alérgicas.
Signos y síntomas del ojo seco
¿Cómo se reconoce la sequedad ocular?

Los signos y síntomas de la sequedad son fáciles de reconocer, ya que suelen presentar las siguientes características:

  • Sensación de cuerpo extraño o arenilla en los ojos
  • Picor
  • Sensación de sequedad y pesadez
  • Escozor, quemazón
  • Visión borrosa
  • Molestia al utilizar lentes de contacto
  • Ojos rojos. A veces se acumula una pequeña cantidad de secreción blanquecina que se puede confundirse con una infección, cuando no son más que restos de lágrimas después de evaporarse el componente acuoso
  • Sensación de cuerpo extraño o arenilla en los ojos
  • Picor
  • Sensación de sequedad y pesadez
  • Escozor, quemazón
  • Visión borrosa
  • Molestia al utilizar lentes de contacto

En algunos casos, los síntomas empeoran a lo largo del día y se intensifican con el uso de dispositivos electrónicos o con la exposición a factores ambientales adversos. Por lo general, el peor momento suele ser a media tarde o por la noche; en otros casos los síntomas de la sequedad ocular pueden ser también muy intensos por la mañana.

¿Cuáles son las complicaciones de la sequedad ocular?
Una película lagrimal insuficiente o de baja calidad causa una inflamación crónica de la superficie ocular, que empeora con el tiempo si no se trata correctamente, con una irritación creciente y molesta y, a veces, lagrimeo.

Esto puede traducirse en el día a día en molestias o incluso ardor al utilizar lentes de contacto o al maquillarse, conducir, leer, ver la televisión, trabajar con pantallas, etc.

Por último, pueden producirse daños en la superficie ocular, en especial en la córnea, desde abrasiones leves hasta complicaciones como úlceras. Además, una superficie ocular mal protegida y más sensible puede infectarse más fácilmente.