X
Menu
X

Consejos

Ojo seco

El Ojo y la Salud Ocular

Consejos para aliviar la sequedad ocular

Las causas del ojo seco pueden ser variadas, pero si mantenemos una serie de hábitos saludables según nuestra situación y entorno podemos, en cierta forma, suavizar los síntomas.

  • Utilizar lágrimas artificiales proporciona alivio e hidratación.
  • No exponerse a corrientes de aire y usar gafas de sol.
  • Evitar, en la medida de lo posible, la contaminación ambiental (espacios con polvo, tabaco o agentes irritantes como disolventes, amoníacos, lejías…).
  • Realizar limpieza palpebral con productos específicos para aliviar el ojo seco como toallitas estériles impregnadas u otros geles y soluciones. El suero fisiológico debe usarse en casos de infecciones oculares para lavar las secreciones, tras causticaciones oculares, en caso de entrada de cuerpos extraños, etc., pero no como tratamiento del ojo seco.
  • Limpiar con regularidad las pestañas y aplicar compresas calientes sobre los ojos.
  • Usar humidificadores ambientales en casa y en el trabajo.
  • Evitar el tabaco y el alcohol; pueden agravar el ojo seco.
  • Antes de iniciar algún tratamiento, valorar si puede agravar o provocar ojo seco para intensificar el tratamiento con lágrimas artificiales si fuese necesario.
  • Cada paciente puede necesitar diferentes tipos de lágrimas y en diferentes pautas.
  • Una alimentación equilibrada ayuda a mejorar los síntomas del ojo seco: beber agua, seguir una dieta rica en ácidos grasos omega-3 y vitaminas y descansar entre 6 y 8 horas al día.
  • Acudir por lo menos una vez al año a la consulta del oftalmólogo para un examen ocular.
  • Realizar masajes de los párpados.
  • Evitar el uso de vasoconstrictores oculares. Blanquean produciendo solo un efecto estético sin resolver el problema de base.

Consejos para usuarios de pantallas de ordenador

  • Utilizar pantallas de buena calidad o filtros que eviten reflejos.
  • Mantenerse a una distancia y en una posición adecuadas ante las pantallas de visualización (PC, TV, smartphone, tablet…). Disminuir el tiempo de exposición a pantallas y tomarse descansos periódicos cada 45-60 minutos.
  • Forzar el parpadeo con regularidad.
  • Realizar ejercicios oculares: Cada 20 minutos hacer una pausa de 20 segundos mirando a lo lejos.
  • Tener una iluminación correcta.
  • Cuidar la postura frente a la pantalla y mantener el ángulo de visualización adecuado.: mirar de frente y con el borde superior de la pantalla a la altura de los ojos.

Tips para usuarios de lentillas

  • No abusar de su uso ni dormir con las lentes de contacto puestas.
  • Limpiar las lentillas con el líquido adecuado (nunca con agua del grifo o saliva).
  • Lavarse las manos antes y después de manipularlas.
  • Retirarlas antes de bañarse en piscinas, ríos, lagos, etc. para evitar riesgo de infecciones.
  • Utilizar lágrimas artificiales de baja viscosidad, sin conservantes ni fosfatos, y que puedan usarse con las lentes de contacto puestas.
  • Es recomendable realizar una higiene palpebral regular con toallitas sin conservantes.